Entrevista a Stanislav Retinsky, Secretario General del Partido Comunista de la República Popular de Donetsk

“En la RPD nuestro enemigo común es el nacionalismo ucraniano, detrás del cual se encuentra el imperialismo de la UE y los Estados Unidos. Pero tarde o temprano la lucha entre la izquierda y la derecha aumentará. El hecho de que los comunistas en la RPD han sido desplazados del poder, es una manifestación de la lucha de clases. Pero no vamos a parar, continuando nuestras actividades en términos de reconocimiento internacional de la república. Creemos que el futuro pertenece al socialismo…”

*ANTIFASHIST (antifashist.com)

El 15 de marzo, en Moscú, con el apoyo del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR), se presentó el libro “Donbass en la confrontacion mundial: el enfoque de clase” del secretario general del Partido Comunista de la Republica Popular de Donetsk (PCRPD), Stanislav Retinsky.

Según el autor, el libro encarna la experiencia de la lucha del pueblo de Donbass por la libertad y la justicia social, contra el fascismo y las aspiraciones neocolonialistas por parte de los Estados Unidos y la UE.

¿Como nació la idea de tu libro?

Escribi un libro para que fuera útil en la aplicación práctica de las organizaciones de nuestro partido. Sobre esta base, los estudios políticos pueden llevarse a cabo, usarse en actividades de agitación y propaganda, internacionales, ya que refleja el mérito de los comunistas en los eventos en Donbas. El libro está dedicado a los fallecidos en febrero de 2015, en las batallas de Debaltseve, el camarada Vsevolod Petrovsky, que luchó en la unidad de la brigada “Fantasma” del cerebro. Trató de aislar en estos eventos un grano progresivo, para encontrar la tendencia de la lucha por el socialismo, por lo que acudió a esta brigada en particular.

En este momento, el Partido Comunista de la Republica Popular de Donetsk no está representado en el gobierno de la república, ¿por qué los comunistas fueron destituidos del poder, si estuvieron en la vanguardia de la formación de la estadidad de la RPD?

Los eventos en los Donbas son controvertidos, se pueden comparar con Moscú en 1993, cuando la izquierda y la derecha se encontraban en un lado de las barricadas, convirtiéndose en aliados temporales. Nuestro enemigo común es el nacionalismo ucraniano, detrás del cual se encuentra el imperialismo de la UE y los Estados Unidos. Pero tarde o temprano la lucha entre la izquierda y la derecha aumentará. El hecho de que los comunistas en la RPD han sido desplazados del poder, es una manifestación de la lucha de clases. Pero no vamos a parar, continuando nuestras actividades en términos de reconocimiento internacional de la república. Creemos que el futuro pertenece al socialismo y defenderemos este vector de todas las formas disponibles.

¿Cuánta influencia tienen los comunistas en el ambiente de trabajo de Donbass?

La influencia de los comunistas no es lo suficientemente fuerte, ya que la clase obrera está imbuida de la ideología del antisovietismo, que se mantiene desde finales de los 80 hasta principios de los 90. Por lo tanto, tendremos que librar una lucha ideológica para la introducción de la conciencia de clase. Es necesario mantener no solo los aumentos salariales, la mejora de las condiciones de trabajo, sino revertir el sistema, para establecer el vector socialista del desarrollo. Esto es lo que deben hacer los comunistas.

En relación con las hostilidades, una gran parte de la población joven en edad de trabajar viaja a la Federación de Rusia, y las personas mayores que nacieron y se formaron en la URSS son difíciles de movilizar en el camino de la lucha. Debe nacer una nueva generación que no viera el socialismo y no usaría los remanentes de las ganancias socialistas que aún existen.

¿Ves alguna contradicción en el hecho de que se está librando una lucha antifascista en los Donbas, al mismo tiempo que a menudo es apoyada por las fuerzas derechas europeas?

Por parte de la solidaridad con los Donbass, los de derechas hacen mucho. Por lo tanto, la representación de la Republica Popular de Donetsk (RPD) en Europa está abierta por personas de opinión mayoritariamente de derecha, con la excepción de Grecia, donde está liderada por la izquierda. Hay confusión: si se respalda la lucha, ¿qué tipo de lucha antifascista es? Nosotros, los comunistas, estamos tratando de disociarnos de la solidaridad “de derecha”, porque persiguen exclusivamente los intereses comerciales del capital, vinculados a las relaciones comerciales con Rusia. Están listos para ello tanto en la RPD como en la Republica Popular de Lugansk (RPL), incluso si es complicado, para preservar estas conexiones.

¿Cómo se están nacionalizando las empresas hoy en día y cómo se puede reformar la economía en términos de un enfoque de clase?

La economía es difícil de desarrollar, ya que la república no está reconocida, es necesario trabajar en esquemas grises y negros. Para exportar carbon de Donbass, necesitamos todo tipo de empresas intermediarias. Lo principal es que la economía funcione: reconocimiento y, ante todo, reconocimiento de la Federación de Rusia, luego será posible trabajar legalmente con empresas rusas.

A principios de 2017, las empresas propiedad de oligarcas ucranianos, principalmente Rinat Akhmetov, fueron introducidas a la gestión externa. Pero no confunda esto con la nacionalización. Formalmente, se convirtieron en propiedad del estado, pero de hecho están controlados por estructuras conectadas con otro oligarca, Sergey Kurchenko. Nosotros, los comunistas, insistimos en la nacionalización incondicional o, al menos, en que el estado controle el 50% +1 de las acciones, como en Cuba donde el capital estadounidense o europeo trabaja ya.

¿Los comunistas tienen una estrategia para devolver las empresas al estado? Después de todo, resulta que las plantas se alejaron de un oligarca y se lo dieron a otro, la diferencia entre ellos solo esta en el lugar de su residencia.

La estrategia es tomar el poder y luego volverá el control sobre las empresas.

¿Cuál es el estado de ánimo de las personas en la RPD y cómo se relacionan con el no reconocimiento de la República por parte de las autoridades rusas?

De acuerdo con el estado de ánimo de las personas, se diria que aprietan con los dientes para continuar soportando toda la vida asociada con la guerra. Pero cuando no hay perspectivas de reconocimiento de la república, cuando no tiene documentos normales, después de la graduación, por ejemplo, una persona está limitada para elegir un trabajo, esto es deprimente. No reconocido, el estado suspendido inhibe mucho más que las hostilidades en curso de la APU. Cuando no ocurrio un escenario similar al de Crimea, esto decepcionó a muchos. El liderazgo ruso necesita estar al tanto de esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *